jueves, 9 de octubre de 2008

Crepúsculo, Luna Nueva, Eclipse, Amanecer...








El significado exacto de la palabra locura lo podrán ver, por ejemplo, esta tarde. A las ocho en punto. En los catorce centros de la FNAC que se reparten por toda España, que celebran con distintas fiestas que hoy sale a la venta Amanecer (Alfaguara).

Es el cuarto libro de la serie de las aventuras de Bella y el vampiro Edward Cullen y en donde resurgirá la pasión entre ellos. La última novela, por supuesto, de Stephanie Meyer, que con más de 10 millones de libros vendidos de las tres anteriores: Crepúsculo, Luna nueva y Eclipse, simboliza el cambio de rumbo imprevisto de la literatura romántica, adolescente y fantástica. El fanatismo de las "pop hooligans" llega a la literatura.

Meyer, norteamericana y filóloga de 35 años, es la nueva diosa adolescente, desbancando a J. K. Rowling. De hecho, Eclipse desbancó en Estados Unidos al séptimo Harry Potter. Pero es urgente advertirlo: ¡¡Olvídense de cualquier semejanza y, por su puesto, de comparar a Bella con Potter!!

Porque sepan que la saga de Meyer es la última desviación literaria, imprevisible por su éxito y por la sutil mezcla que hace entre novela romántica, de aventuras, ciencia ficción clásica y cómic de superhéroes: o sea, amores adolescentes en el que la protagonista bebe los vientos y mucho más por un vampiro, lógicamente también adolescente, bello, inocente y enamorado.

En este caso, Edward Cullen, el sex-symbol de millones de niñas que sueñan con ser Bella, aunque ésta se ve también atraída por Jacob. El vampiro más guapo enamora a millones de adolescentes en todo el mundo.


Un vampiro bello y bueno

Ah, porque en este caso, el vampiro no es la amenaza, ni el monstruo: sino el superhéroe que deberá sortear mil y una prueba para que su amor sobreviva sin infectarse. A Meyer la han bautizado como "la Anne Rice de los adolescentes", porque ha sido quien ha contagiado el virus vampírico a las jóvenes, pero el éxito de la serie de Crepúsculo, aunque cruce géneros, es sobre todo por el retrato que hace del amor ideal, aventurero, transgresor y, encima, peligroso, ante los hombres lobos que le persiguen lo ven como una herejía.

"Son libros fantásticos, porque mezcla amor, aventura y terror. Además ha sabido meterse en el papel de la chica adolescente. Por eso está gustando tanto", dice Alicia, de 16 años, una lectora de Meyer, que la sigue a todas partes, que ya se ha leído el libro en inglés, por supuesto, ya que en el mercado anglosajón salió en agosto.

Y es ella quien anuncia que legiones de fans caerán sobre las tiendas de la FNAC mañana. Stephanie ya vino a la Feria del Libro de Madrid a finales de mayo y armó la histeria colectiva: colas infinitas para firmar fotocopias y fotocopias en color de las portadas de las series. Porque eso sí, los libros ya estaban leídos y releídos.

Bella, en primera persona

La narradora es, en toda la serie de "Crepúsculo", lógicamente la propia Bella, Isabella Swan, una primera persona que está directamente vinculada al furor adolescente. Técnicamente, la serie acaba con Amanecer, aunque en una vuelta de tuerca definitiva, Meyer ya ha anunciado un quinto volumen de la saga, "Sol de medianoche", en el que será el punto de vista de vampiro enamorado quien cuente, de nuevo, la misma historia de las anteriores cuatro novelas.

Y una última advertencia: el fenómeno sólo está despertando, pese a sus dimensiones extraordinarias. Cada nuevo título de Meyer es esperado con ansiedad por sus admiradores, la diferencia con los lectores de Harry Potter es que no tienen diez años, sino que cabalgan entre los 14 y los 18 y están poseídas por la belleza y el misterio de Cullen, que, por si fuera poco, llegará al cine interpretado por Robert Pattinson, el Cedric Diggory de Harry Potter y el cáliz de fuego.



La película

Sí, la película no es que esté en marcha, sino que se ha acabado de rodar . Estén preparados para el nacimiento de una nueva estrella mundial. Ah, en Internet hay cientos de fotogramas del film y unos cuántos vídeos, devorados por los seguidores.


O sea, Meyer superventas y un filón infinito. Otra vez. "Escribí el primer libro básicamente para mí, por eso le gusta hasta a las madres treinteañeras como yo", se justifica Stephanie, quien coloca, por debajo, el límite de edad de sus lectores en los 8 años. El fenómeno ha demostrado otra vez que la industria editorial está condenada a quedar en ridículo constantemente.

Nadie previó el éxito, nadie lo apuró más allá de una testimonial primera edición. Luego fue el boca a boca, seguido de un amplísimo eco en Internet, en donde se encuentran a cientos clubes de fans, blogs o foros sobre los libros o la película. Ellos han construido el nuevo síndrome del vampiro al que todos querrían que le mordiera. Por supuesto.

La novela romántica, de moda

Pero vayamos por parte. El caso de Meyer es sólo la punta del iceberg, sí. Y todo lo que viene por detrás. La novela romántica enloquece de nuevo. Mónica Tusell, editora de Plaza & Janés y de la colección Narrativa Femenina, lo valora así: "A mí me gusta decir que la novela romántica funciona exactamente como otro género, lo que sucede es que a su vez tiene muchos subgéneros. Los lectores no quieren una historia de amor y punto, sino que siempre hay que añadirle historia, intriga, fantasía, etc..".

La editora de Plaza & Janés enumera básicamente el tradicional contemporáneo o el regencia (básicamente la situada en torno a la Inglaterra victoriana), pero tienen múltiples ramificaciones: la de intriga, la histórica o la paranormal, entre las más destacadas.

Ésta última, una ramificación del "chick lit" (literatura para chicas) bautizada como "chicktion" (a juego con la ciencia ficción) en Estados Unidos es toda una moda mundial en los países anglosajones: novela romántica, sí, pero regada de vampiros y hombres lobos, brujas o cazavampiros, entre otra herencia de la ciencia ficción clásica. "Están renovando el género -añade Tusell- y son muy divertidas".

¿Por qué prefieren los chicos vampiros a los normales? ¿No les suena la historia? A leer.

(Texto de Juan Carlos Rodríguez)

2 comentarios:

Dácil dijo...

Hola! Vi tu comentario en mi blog. En esta semana meto la critica de Luna Nueva, que por desgracia no me ha gustado tanto como Crepúsculo aunque me lo he leido en poco tiempo.
No tengo Eclipse ni Amanecer, estoy como loca por comprarmelos!!
Y la peli ojala fuera ya diciembre. XD

McDolmar dijo...

Solo me falta leer Amanecer, pero me da un poco de pereza, después de leer algunas críticas negativas del libro...
Desde luego el mejor de todos es el 1º, Crepúsculo, es de lo mejorcito

BSISSSSSSSSSSSS
DOLORS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...